En el artículo anterior sobre Masonería explicamos escuetamente el simbolismo de la escuadra y el compás. Ahora intentaremos aportar nuestra visión a lo que en sí mismo es otro símbolo: La Logia.

¿Es simplemente un recinto para celebrar reuniones? ¿Un espacio sagrado? ¿un lugar ajeno al espacio y al tiempo? Posiblemente una Logia sea cualquiera de estas tres cosas, o incluso todas a la vez.

Pero de verdad la gran pregunta es ¿por qué no puede acceder un profano a la Logia? y sobre todo ¿qué hacen los masones ahí dentro? Ninguna de las dos preguntas están relacionadas directamente con el simbolismo masónico, pero siendo honestos, es inevitable tratar estos dos temas cuando se habla del “sitio” donde los masones celebran sus reuniones.

En una primera definición simple, efectivamente, la Logia no es ni más ni menos que un recinto decorado y amueblado según el rito masónico que allí se practique. Puede tener varios colores, columnas, estatuas, cuadros, estandartes, banderas. No hay dos logias iguales, y sin embargo todas son similares, pues siguen idénticos patrones que marca el Ritual. Cuando hablamos de Ritual, nos referimos al libro o “guía” que recoge los estándares masónicos que tiene que seguir la Logia, así como las leyendas, historias y símbolos que recrean los masones durante la celebración de sus reuniones, denominadas tenidas. El Rito más extendido en España, USA e Iberoamérica es el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (R:. E:. A:. A:.). Los dos colores que más resaltan en las decoraciones de estas Logias Escocistas son el rojo y el dorado.

Las Logias están concebidas como una sala rectangular con una entrada en uno de sus lados más cortos. Junto a la sala principal, hay siempre al menos una sala más, de muy reducido tamaño, denominada Cámara de Reflexiones, y que se utiliza durante los rituales de iniciación, elevación o exaltación; en otro artículo hablaremos de esto.

Sigamos ahora hablando de la ubicación de la Logia, pero desde otra perspectiva. En el artículo anterior El Significado de los Símbolos Masónicos, mencionamos al comienzo del mismo que los masones pasan por un proceso iniciático, en consecuencia, ese recinto está destinado a iniciados. Pues bien, esa es ni más ni menos que la respuesta a la pregunta ¿por qué no puede acceder un profano a la Logia? Porque no ha sido iniciado. Tan simple como eso.

Las Logias son en realidad un espacio para iniciados. De hecho, la propia Logia es previamente “preparada” para poderse realizar trabajos en élla. Normalmente el Gran Maestro de la Obediencia y sus Grandes Oficiales consagran la Logia (crean el espacio) e instalan a su Venerable Maestro  para que los masones puedan reunirse. Una logia no está limitada al espacio físico donde se ubica hoy; mañana puede estar en otro lugar y seguir siendo la misma Logia, inalterada.

Pero, ¿qué hacen los masones ahí dentro? Empecemos por ver quién es quién dentro de la Logia y cuál es su función.

Una logia consta de al menos 7 maestros. Cuando es de menos de siete se le considera Triángulo y no es propiamente una Logia. El número de Maestros masones que puede integrar una Logia puede variar entre 7 y 25. A partir de esta cifra, lo normal es que se acuerde una escisión de esa Logia para formar otra.

Las figuras principales de la Logia son el Venerable Maestro, el Primer Vigilante y el Segundo Vigilante (las Tres Luces de la Logia). Hay muchos más cargos, pero no los vamos a tratar en este artículo, si bien mencionaremos algunos.

El Venerable Maestro se coloca en el Este, de donde sale el Sol, es decir de donde viene la Luz, la Sabiduría. El Primer Vigilante y el Segundo Vigilante se colocan en el lado opuesto, en Occidente (Oeste).

ESQUEMA LOGIA

El Venerable Maestro es el Presidente de la Logia. Lidera los trabajos ritualísticos, gobierna la Logia, y está capacitado para iniciar profanos.

El Primer Vigilante es el siguiente en rango; es el responsable de los masones que han alcanzado el grado de Maestro y Compañero, y se encarga de su formación masónica y de la dirección de sus trabajos.

De igual forma, el Segundo Vigilante, el tercero en rango, se responsabiliza de los Aprendices de Masonería; es una de las tareas más delicadas, pues tiene que motivar a los masones recién incorporados a que profundicen en la simbología masónica y saquen sus propias conclusiones, al tiempo que les forma en la práctica de los rituales.

¿Qué significa esto de la práctica de los rituales? Pues es la representación de un guión muy estructurado, e inspirado en leyendas, historias y simbología masónica. También es el aprendizaje de los signos de reconocimiento, gestos y palabras que se utilizan durante la representación de estos rituales.

Para poner un ejemplo, antes de la reunión o “tenida”, se encienden una serie de velas, como costrumbre. Estas velas son siempre encendidas en un mismo orden, y recorriendo en escuadra hacia la derecha, y por su parte externa, un mosaico blanco y negro donde están ubicadas estas velas, que representan valores como la Sabiduría, y que están asociados entre otras cosas, a Órdenes Arquitectónicos (Dórico, Jónico, Corintio).

Otro ejemplo es la comunicación triangulada entre el Venerable Maestro y los dos Vigilantes, dirigiéndose entre ellos siempre en orden ascendente según el rango.

En los trabajos masónicos nada se deja al azar. Cada reunión tiene un orden del día y un programa. Los masones practican sus rituales, realizan trabajo administrativo (correspondencia, por ejemplo) y en el rito Escocista incluso exponen trabajos (planchas). Estos trabajos consisten en la redacción de un texto sobre tema libre, normalmente sobre simbolismo masónico, historia, arte, ciencia, etc. que se lee en voz alta y es posteriormente debatido.

En cada tenida, uno de los principales puntos del día es el denominado “Saco de Beneficencia”, que no ni más ni menos que la circulación de una bolsa donde cada masón introduce una cantidad voluntaria de dinero que después se destina a la Caridad.

Una vez clausurados los trabajos, se celebra un ágape, que consiste en un almuerzo o cena.  Esto es lo que hacen los Masones. Tal vez alguien hubiera preferido algo más morboso o misterioso, pero esta es la realidad.

La Logia simboliza el espacio donde un grupo de personas pueden practicar la fraternidad.

Ver también:

El Significado de los Símbolos Masónicos

El Significado de los Símbolos Masónicos III

Grado de Caballero Templario: La Masonería Cristiana

LIBROS SOBRE MASONERÍA

LIBRO MASONERÍA WEBSTERS TIMELINE HISTORY LIBRO LOS ALTOS GRADOS DE LA MASONERÍA LIBRO LA MASONERÍA 2E
LIBRO MASONERÍA E ILUSTRACIÓN LIBRO MASONERÍA CURSO FILOSÓFICO LIBRO MASONERÍA GRADOS ESCOCESES
LIBRO DICCIONARIO VOCES MASONERÍA LIBRO CIMIENTO MIXTO MASONERÍA LIBRO LA MASONERÍA EN ESPAÑA

PARA VER TODOS LOS LIBROS SOBRE MASONERÍA EN AMAZON, HACER CLICK AQUÍ

About these ads